Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | Santander tiene atrapados 2.330 millones en el escándalo Madoff
7047
post-template-default,single,single-post,postid-7047,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Santander tiene atrapados 2.330 millones en el escándalo Madoff

14 Dic 2008 Santander tiene atrapados 2.330 millones en el escándalo Madoff

La estafa multimillonaria generada por Bernard L. Madoff, cifrada en un primer momento en 50.000 millones de dólares, también llega a España. Este domingo, el Grupo Santander reconoció una exposición de 2.330 millones de euros en el escándalo de inversiones piramidales creado por quien, hasta ahora, era una de las personalidades más reconocidas de Wall Street. Según fuentes del banco presidido por Emilio Botín, el número de clientes afectados podría rondar el millar. Perjudicados que serían sobre todo grandes patrimonios, fortunas familiares e inversores institucionales internacionales, a los que el Santander se ha comprometido a defender al afirmar que «ejercitará las acciones legales que procedan».

En una nota enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco explica que Madoff Securities era el encargado de ejecutar las inversiones de un subfondo de la gestora del Santander especializada en la gestión de fondos e instituciones de inversión alternativas (Optimal). En concreto, del denominado Optimal Strategic US Equity, dependiente a su vez de Optimal Multiadvisors Ireland plc, sociedad constituida en Irlanda y autorizada por la Irish Financial Services Regulatory Authority (IFSRA).

Santander recordó que Madoff Securies es un ‘bróker’ autorizado, registrado y supervisado por el regulador de los mercados estadounidense (SEC) y que está autorizado como ‘investment advisor’ en aquel país. Una apariencia -basada en la supuesta honorabilidad de Madoff, con años de experiencia en los mercados inversores norteamericanos como gestor de las más grandes fortunas- que se ha ido al garete de la noche a la mañana.

La exposición de los clientes del Santander en Optimal Strategic, destacó el banco, es de 2.330 millones de euros. De esta cantidad, 2.010 millones corresponden a inversores institucionales y clientes de banca privada internacional. Los restantes 320 millones, en su mayoría en productos estructurados parcialmente referenciados a la evolución de Optimal Strategic, forman parte de carteras de inversión de clientes de banca privada del grupo en España, que tienen la calificación de de ‘qualifiying investors’ o, lo que es lo mismo, grandes inversores.

El propio Santander también ha sido engañado por Madoff, pues el banco asume una posición propia de otros 17 millones de euros a través de «otro fondo de inversión» que no especificó. No es este el único problema relacionado con escándalos millonarios que ha sufrido Santander en los últimos meses, pues su división de banca privada (Banif) también se vio atrapada por la quiebra de Lehman Brothers. En aquel caso, sus clientes se vieron compensados parcialmente. Algo previsiblemente que no sucederá en este caso.

Ese, recuerdan los expertos, es el peligro de los denominados ‘hedge funds’ o ‘fondos libres’ (según la acepción que se maneja en España), con altísimas rentabilidades pero con una exposición no menor y, además, conocida por quienes los suscriben. Los ‘productos Madoff’ ofrecían una rentabilidad del 10% gracias a lo que se conoce como un esquema Ponzi o, sencillamente, una pirámide en la que las aportaciones de los nuevos inversores servían para pagar a quienes estaban por encima de ellos en la estructura.

El mercado da por seguro que Santander no será el único perjudicado por la estafa multimillonaria (la más alta tras el ‘caso Enron’) y apunta a las primeras fortunas del país como damnificadas. El Banco de España y la CNMV ya han puesto a sus técnicos a trabajar para investigar el impacto del ‘broker’ y sus repercusiones en el mercado nacional.

Millonarios y caridad

El presunto fraude cometido por Bernard Madoff se ha llevado por delante inversiones de todo tipo. Hasta ha provocado el cierre de una fundación de caridad y amenaza con generar grandes pérdidas en otras importantes organizaciones benéficas. Entre ellas la Fundación Caritativa Robert I. Lappin, que se dedicaba a financiar viajes de jóvenes judíos a Israel, Carl and Ruth Shapiro: un importante contribuyente de museos de arte o la Universidad de Brandeis del Centro Médico Diaconisa Beth de Israel, que podría haber perdido más de 108 millones de dólares, lo que supone casi la mitad de sus fondos.

Además, otros clientes afectados son Carol Goldberg, antigua propietaria de la cadena de supermercados Stop&Shop, y Stephen Fine, presidente de la entidad privada Biltrite Corp. Otras víctimas son los miembros de uno de los clubes de Golf más exclusivos de Estados Unidos como Fred Wilson, el dueño del equipo de beisbol New York Mets o el antiguo propietario del equipo de fútbol Americano Philadelphia Eagles.

Fuente EFE



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies