Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | Los mejores depósitos para el otoño
1338
post-template-default,single,single-post,postid-1338,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Los mejores depósitos para el otoño

23 Sep 2007 Los mejores depósitos para el otoño

Entidades financieras y clientes bancarios van a encontrar este otoño un acogedor punto de encuentro en los depósitos a plazo. La batalla por la captación del ahorro continúa y ha tomado un renovado impulso ante las dificultades que la banca encuentra para acudir al mercado en busca de financiación.

Nuria Salobral (22-09-2007)
De hecho, las actuales turbulencias financieras están encareciendo las condiciones en las que bancos y cajas de ahorros obtienen el dinero con el que seguir alimentando la maquinaria de la concesión de créditos. El mercado interbancario desconfía de sí mismo, temeroso de tener entre su clientela a bancos tocados por el virus subprime, es decir, con hipotecas de baja calidad en sus carteras que puedan llegar a comprometer su solvencia.

Ante un entorno financiero hostil, nada como regresar a los orígenes: la captación de depósitos con los que reforzar el balance y respaldar la actividad crediticia. Es el momento de desplegar a toda máquina la red de oficinas y de demostrar la sorprendente capacidad de negocio de las sucursales de toda la vida. La banca encuentra en el pasivo tradicional un puerto seguro para obtener financiación mientras los clientes se benefician de una inevitable mejora de las rentabilidades de sus depósitos. Tras el estallido de las hipotecas de alto riesgo, que ha impulsado los tipos de interés en el mercado interbancario, las ofertas más agresivas en depósitos a un año alcanzan ya el 5% TAE.

Entidades como Activobank, CajaDuero oBancoPastor están en la vanguardia de este nuevo episodio de rivalidad bancaria. “La prioridad es captar clientes y el coste del dinero en el mercado mayorista es más caro. La guerra en los depósitos va a continuar y la oportunidad es de quien se coloca el primero”, señala Albert Constans, director de banca de particulares de Banco Sabadell. Y la batalla es común a bancos y cajas, que también prevén que se recrudezca la competencia por la captación del ahorro a plazo.

El euribor a un año se colocó a principios de septiembre en el 4,8% ,un nivel desconocido desde diciembre del año 2000, y el viernes quedó en el 4,694%, con lo que los depósitos más generosos del mercado incorporan por ahora un diferencial de 30 puntos básicos. Domingo Peña, director comercial de Bankinter, explica que el presente ejercicio ya venía siendo propicio para los depósitos a plazo gracias a la reforma fiscal que ha unificado la fiscalidad del ahorro y ha eliminado las ventajas de los fondos sobre los depósitos en el corto plazo y gracias también al ciclo de subidas de tipos de interés, que han pasado del 2% de diciembre de 2005 al 4% actual. A esto se añade que “los bancos buscamos recursos propios estables”.

“En estos momentos, dada la escasez de liquidez en los mercados, las entidades prefieren captar dinero de los clientes antes que acudir al interbancario. Y eso se está notando en el incremento de los tipos en las ofertas”, añade Rosana Lorenzo, responsable de depósitos de Citi España, que este año intensificó su apuesta por la captación del ahorro con ofertas al 10% a un mes y del 4,25% a un año de plazo. Por el momento, la máxima rentabilidad está en el 5% TAE en los depósitos a un año.

Las entidades financieras atravesarán próximamente esa frontera en función de si las dificultades en el mercado interbancario persisten y de si el Banco Central Europeo continúa lanzando guiños sobre una futura subida de los tipos de interés.”Si la situación se hace más tensa, quizá hagamos alguna mejora en nuestra oferta pero por ahora no hay necesidad de ir más allá del 5% en la remuneración”, explica José Manuel Artal, jefe de innovación y desarrollo de productos de Ibercaja, que ya lanzó en el mes de julio un depósito a cinco meses al 5% TAE. La actual perspectiva de tipos de interés para la zona euro es que se mantengan estables en el 4% al menos hasta final de año.

Finaliza el ciclo de tipos al alza

“La decisión de Trichet es de temer. Creo que tiene la voluntad personal de subir tipos pero es demasiado fuerte la presión política”, confiesa un directivo bancario. Ante la perspectiva de que el ciclo de tipos de interés al alza termina, Rosana Lorenzo apunta que “puede ser que la intensidad con la que proliferan nuevas ofertas se relaje, aunque los depósitos son productos que siempre están de moda para inversores conservadores”. Así, aun en el caso de que el horizonte para los tipos de la zona euro sea estable a corto plazo, la banca todavía va a afrontar las turbulencias del mercado interbancario. La incertidumbre sobre el curso que tomará la política monetaria del BCE se refleja en el hecho de que el euribor a un año (4,694%) cotiza por debajo del euribor a seis meses (4,720%) .

“Normalmente esperas que los tipos a largo sean más altos que los tipos a corto. La curva de tipos se ha invertido y esto explica que estén proliferando las mejoras en los depósitos a menos de un año”, explica Albert Constans desde Banco Sabadell. Así, Activobank, la división de Internet del grupo catalán, ofrece un depósito a tres meses al 7% TAE, mientras que Openbank ha lanzado un depósito a tres meses también al 7% TAE.

La oferta de depósitos se adapta por tanto a las circunstancias del mercado pero también a las necesidades de las entidades financieras y al ritmo de negocio de sus oficinas. La captación de ahorro a un plazo inferior a seis meses implica una rotación permanente en las ofertas que desgasta a la red, según reconocen fuentes financieras. Los plazos cortos son el paraíso del denominado cliente subastero, aquel que acude al mejor postor, pero no son la mejor opción si de lo que se trata es de captar recursos propios estables.

Bankinter se descolgó recientemente de las ofertas de depósitos al 10% a un mes, que tampoco comercializa ya ING Direct. “Ha funcionado muy bien pero ya no somos tan agresivos a corto plazo. Los depósitos estructurados permiten plazos más largos y recursos más estables”, afirma Domingo Peña, director comercial de Bankinter. De hecho, el banco está ahora centrando su oferta ahora por aquellos depósitos que garantizan el cien por cien del capital más una rentabilidad vinculada a la Bolsa. “Hay clientes que querrían volver a la renta variable y no saben cómo. Se ha visto entrar mucho dinero desde los fondos de renta variable a fondos monetarios y de renta fija”, añade Peña, para quien los depósitos estructurados pueden ser una buena alternativa para los clientes sin un marcado perfil conservador. En opinión de Albert Constans, un depósito estructurado puede ser un sustitutivo al 100% de un fondo garantizado .

El factor confianza

Más allá del diseño de ofertas sofisticadas, a más o menos plazo, el verdadero desafío que afronta la banca española en las últimas semanas es el mantenimiento de la confianza entre clientes e inversores, decisiva para el negocio bancario. La imagen de las largas colas para retirar los ahorros en las oficinas del británico Northern Rock, que reconoció problemas de liquidez, es la pesadilla de cualquier banquero, si bien en España el impacto de las turbulencias financieras está contenida de momento en la Bolsa y en las fuertes ventas en los valores bancarios. “Nuestra actividad comercial está al mismo ritmo de antes del verano. La red está educada para la captación de depósitos y no hay más remedio que seguir al mercado y lo que marca la competencia”, reconoce Amadeu Font, director general de Pastor.

Criteria lleva la Bolsa a la oficina
Los clientes bancarios van a encontrarse en las próximas semanas en sus oficinas con una variopinta oferta de productos de inversión. Además de la abundancia en depósitos y de la emisión de bonos convertibles en las oficinas de Santander , La Caixa puso en marcha este viernes la que va a ser la mayor salida a Bolsa en lo que va de año, la de su holding de participaciones Criteria. Llegarán al parqué 741, 9 millones de acciones, por un importe que podría alcanzar los 5.000 millones de euros. La colocación se destinará en un 55% al tramo minorista, del que La Caixa se ha reservado alrededor de la mitad para que sea suscrito en su propia red de oficinas, la mayor del sistema bancario español. Otro 5% se destinará a empleados y el 40% restante irá al tramo institucional: el 30% para inversores cualificados extranjeros y el 10% para inversores españoles. Fuentes financieras apuntan que el mayor desafío para el éxito bursátil de Criteria estará en el tramo institucional, a la vista del peso del tramo minorista y de la capacidad vendedora de la red de oficinas, capaz de compensar las dudas por el incierto momento que atraviesan los mercados de Bolsa.
La ayuda impagable de la red en la compra de ABN por Santander
La red de oficinas no sólo da lo mejor de sí cuando se trata de captar depósitos con los que asegurarse liquidez en tiempos revueltos sino también a la hora de financiar ambiciosas operaciones de compra. Banco Santander ha encontrado en su propia clientela al mejor aliado en su oferta por el holandés ABN Amro, que va a suponer una inversión de 19.900 millones de euros. La entidad que preside Emilio Botín ha lanzado una emisión de bonos convertibles en acciones con la que financiará el 35,1% del importe que se ha comprometido a pagar por ABN Amro. Así, prevé colocar en los próximos días bonos por un importe de 7.000 millones de euros, por encima de los 5. 000 millones previstos, de modo que podría rebajar la cuantía de la ampliación de capital planeada para financiar la compra de ABN. Y colocará estos bonos en su red de oficinas, con lo que evita las exigencias del mercado institucional.

El banco ha engrasado al máximo la red comercial y la respuesta de la clientela ha sido incondicional, incluso antes de que quedara registrado en la CNMV el folleto de la operación y a pesar de que las condiciones financieras de la emisión no son las más ventajosas si se las compara con la compra directa de títulos del banco en Bolsa. Santander ha mejorado las condiciones de la conversión de los bonos en acciones yharebajadolaprima sobre el precio de referencia del 20% al 16% . Sin embargo, esta mejora sigue dando ventaja a la compra de acciones ya que, sea cual sea la evolución en Bolsa del banco, las acciones permiten además el ingreso de unos dividendos que se prevén sólidos y recurrentes.

Los bonos convertibles, a un plazo de cinco años, ofrecen una rentabilidad del 7,5% en el primer año, que pasa a ser del euribor a tres meses más un diferencial de 2,75 puntos porcentuales en los cuatro siguientes. Hay una posibilidad anual de conversión en acciones, momento en que se pagará la prima del 16% por cada título, si bien llegado el vencimiento la conversión es obligatoria. Así, aunque la rentabilidad del bono resulta atractiva comparada con la renta fija, hay que tener en cuenta que en realidad se adquiere un título de renta variable.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies