Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | Los inversores buscan refugio en las Letras del Tesoro
1292
post-template-default,single,single-post,postid-1292,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Los inversores buscan refugio en las Letras del Tesoro

20 Sep 2007 Los inversores buscan refugio en las Letras del Tesoro

Expansion.com

El aumento del peso de la deuda pública en la cartera de los inversores y las previsiones de que los tipos podrían estar cerca de su techo han provocado la mayor caída de la rentabilidad de las letras en cuatro años. Ayer, alcanzó el 4,045%.

 

Nuevo paso atrás de las letras. Durante dos meses consecutivos, este activo de renta fija a corto plazo ha reducido su rentabilidad, tras una racha de 19 meses seguidos al alza. En la subasta de ayer, el tipo de interés medio de las letras a doce meses pasó del 4,256% al 4,045%, su mayor descenso desde abril de 2003, cuando cayó del 2,328% al 2,049%. El interés de las letras a seis meses -el Tesoro reanudó su oferta en agosto- pasó del 4,158% al 3,995%.
 
La sensación de que el ciclo de tipos alcista ha tocado techo junto con el apetito de los inversores por invertir en productos con un perfil de riesgo bajo han sido los factores principales que, según los expertos, han arrastrado el interés a la baja. “Este descenso del rendimiento de las letras refleja la mayor aversión al riesgo que hay actualmente a lo que se suma nuestras perspectivas de que el BCE mantenga los tipos en el 4% durante este ciclo económico”, justifica Jesús Martínez, estratega en España de Citi.

La situación se produce un día después de que la Fed decidiera recortar los tipos 50 puntos básicos, desde el 5,25% al 4,75%, lo que se ha interpretado como un movimiento para evitar la recesión de la economía estadounidense. Por su parte, el BCE mantuvo los tipos en el 4% en su última reunión del 6 de septiembre, a pesar de que su presidente adelantó en agosto un nuevo encarecimiento del precio del dinero.

Desde que Bear Stearns declaró la quiebra de dos hedge funds que invertían en vehículos expuestos a las hipotecas subprime el 17 de julio, se ha producido una huida de los inversores hacia activos de calidad. Desde entonces, la rentabilidad del bono alemán, de referencia en Europa, con vencimiento en dos años ha caído del 4,511% al 4,055%. La rentabilidad de la deuda se comporta de forma inversa al precio. Cuando se producen compras, el interés cae y el precio sube.

En letras a doce meses, el efectivo solicitado ayer por los inversores alcanzó los 3.346,64 millones, aunque el Tesoro sólo adjudicó 1.855,6. A seis meses, se demandaron 1.711,36 millones y se colocaron 579,27. “La mayor demanda en los plazos cortos indica que la situación ha cambiado tras casi tres años de subidas de tipos”, añade Martínez. En la subasta de agosto de letras a seis meses, se solicitaron 1.326,38 millones,  un 29% menos, y en la de doce meses, 2.660,98, un 25,76% por debajo.

Las entidades de crédito y los fondos son los principales inversores de este tipo de deuda a corto plazo. En letras tienen el 50,42% y el 21,6%, respectivamente, de todo lo emitido (carteras registradas). No obstante, estos últimos, especialmente los fondos monetarios, han ido reduciendo su peso en cartera de la deuda pública -en letras tenían el 31,33% de todo lo emitido en diciembre de 2005-, frente a otros activos de más rentabilidad, pero también de mayor riesgo, como las titulizaciones.

“Los monetarios ajustaron sus carteras antes del comienzo de subidas de tipos (diciembre de 2005) y la deuda pública pasó de tener un peso superior al 80% a entre el 40% y el 60%. Desde agosto se está volviendo a la estructura anterior”, apunta Jose María Luna, director de análisis de Profim, firma especializada en análisis y selección de fondos.

Situación en EEUU
Este movimiento se ha producido de una manera aún más agresiva en Estados Unidos. “Los fondos de inversión que entran en papel comercial y titulizaciones han recibido un duro castigo durante los meses de crisis y ahora se están pasando a la deuda del Tesoro”, añade José Manuel Ruíz, analista de AFI. El 20 de agosto, las letras a tres meses de EEUU registraron su mayor caída en un día desde el crash del 87.

Mientras, la crisis de liquidez que vive el mercado interbancario ha disparado el euribor, referencia que se utiliza para fijar la rentabilidad de los depósitos. El euribor a doce meses marcaba ayer el 4,689% y en el mercado ya hay depósitos a un año que dan el 5%.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies