Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | La crisis de las Cajas La intervención de Caja Castilla-La Mancha
8908
post-template-default,single,single-post,postid-8908,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

La crisis de las Cajas La intervención de Caja Castilla-La Mancha

30 Mar 2009 La crisis de las Cajas La intervención de Caja Castilla-La Mancha

El Gobierno aprobó ayer domingo, en Consejo de Ministros extraordinario, un Real Decreto por el que concede un aval del Tesoro para la financiación que otorgue el Banco de España, por un importe máximo de 9.000 millones de euros, a favor de Caja Castilla-La Mancha (CCM), para resolver sus problemas de liquidez.

Ante esta intervención se nos antojan varias preguntas:

¿Los clientes de CCM tienen garantizado su dinero?

En palabras del vicepresidente económico, “absolutamente”. La garantía, ampliada por el Gobierno en plena crisis financiera, es actualmente de 100.000 euros por persona en cada cuenta frente a los 20.000 euros de octubre . Es decir, si en una cuenta existen tres titulares, la garantía total es de 300.000 euros.

¿Puede definitivamente haber huidas de depósitos?

El vicepresidente hizo un intento para tranquilizar a los ahorradores. Incluso señaló que hoy, primer día operativo de la caja tras la intervención del Banco de España, cualquiera «puede abrir una cuenta con toda tranquilidad». La situación no se parece a la que se vivió en la última intervención bancaria (la de Banesto a finales de 1993). Sin embargo, en aquel momento, y en sólo 24 horas, los clientes de la entidad retiraron entre 75.000 y 100.000 millones de las antiguas pesetas. El Gobierno se vio obligado en aquel momento a salir al paso y asegurar a los depositantes su capital.

¿Y si la entidad realmente no dispone de liquidez suficiente?

No hay problema alguno, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), un fondo creado con aportaciones a escote según los activos de cada caja, correría con esa garantía. En este caso, el FGD de las cajas de ahorro es de 3.972 millones.

¿Y si no hay suficiente para las devoluciones?

En este caso, y también en el supuesto de quebranto patrimonial, es el Tesoro quien adelantaría este dinero. El Estado recuperaría a largo plazo este efectivo cuando pueda arreglar cuentas con el FGD.

¿Qué ocurre con el tema hipotecario?

No hay ningún cambio. Quienes tengan suscrito un crédito (incluso los promotores), seguirán con el mismo compromiso de devolución que antes de la intervención. Lo mismo sucedería en un supuesto de fusión, venta o quiebra. El compromiso sería el mismo ante los nuevos propietarios o acreedores.

¿Y con los partícipes en fondos de pensiones o de inversión?

Todo seguirá igual que siempre. La suscripción de estos activos continúa su camino tanto en esta entidad como en la que surja a partir de esta intervención. De cualquier forma, conviene saber que el FGD no cubre con su patrimonio futuros riesgos de quiebra. En el sector, tan necesitado de quitar clientes a los demás, no descartan fugas.

¿Por qué ha optado el Gobierno realmente por la fórmula de la intervención?

Es la menos dura de todas las posibilidades que tiene a su alcance. Es la que empleó con Banesto, aunque con Rumasa (300 empresas que tenían medio centenar de bancos) utilizó la expropiación. Las tres actuaciones se han producido gobernando el PSOE. En realidad, se trata de una fórmula de aterrizaje del Estado en la entidad para conocer con detalle sus cuentas ante la desconfianza generadas en sus actuales gestores. Los nuevos administradores serán además los encargados de diseñar el plan de viabilidad de la entidad para salir adelante por su propios medios o ponerla a la venta, una vez saneada, en pública subasta. Seguramente el Gobierno intentará una salida más privada.

¿Podría acabar en manos de otra entidad?

Es lo más probable a medio plazo. El Gobierno procurará primero su saneamiento, sobre todo intentando cobrar o reduciendo el exceso de riesgo crediticio con los promotores. Y, luego podría apoyar una futura absorción por otra entidad.

¿En qué consiste la intervención de Caja Castilla-La Mancha?

Técnicamente se trata de una operación parecida a la de Banesto, aunque el Gobierno ha intentado resaltar que la operación se ha hecho por “un problema de liquidez”, según palabras de Solbes. Ha concedido un aval del Tesoro a la financiación que otorgue el Banco de España, por un importe máximo de 9.000 millones, a favor de CCM.

¿Existe alguna similitud con la intervención de Banesto?

La explicación oficial que se dio el 28 de diciembre de 1993 sobre la actuación en Banesto era la de “adoptar medidas de saneamiento que no podrían afrontarse por la entidad de forma aislada” y que requerían “el apoyo de todo el sistema bancario”. El Gobierno destituyó a su presidente, Mario Conde, y a sus consejeros, y nombró un equipo comandado por Alfredo Sáenz, que hoy es consejero delegado del Santander (entonces era vicepresidente del BBV), entidad que se quedó en subasta la entidad un año después. La situación ahora tiene sus matices a pesar de algunas coincidencias en el procedimiento. El domingo, el Gobierno además de avalar, garantizó el dinero de todos los ahorradores con que el fondo financiado por todas las cajas, y cesó al presidente, Juan Pedro Hernández Moltó y todo su equipo nombrando un equipo de nuevos administradores.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies