Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | LA BOLSA AMERICANA.
520
post-template-default,single,single-post,postid-520,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

LA BOLSA AMERICANA.

19 May 2007 LA BOLSA AMERICANA.

La bolsa americana descuenta una reactivación económica
Las valoraciones están en sintonía con la buena marcha de los resultados

Millán I. Berzosa
¿Podrá seguir subiendo el mercado americano si la economía se ralentiza? Es la pregunta del millón en una bolsa que esta semana ha vuelto a hacer máximos históricos.

Lo primero que soprende es que los expertos se muestren encantados con cómo marchan las cosas. Incluso los más conservadores, como Brian Gendreau, estratega de ING, que asegura que “los periodos de crecimiento prolongado no tienen por qué chocar a nadie con las subidas de las acciones”, en la medida en que éstas “reflejan un buen historial y cotizan expectativas de mejora”.

 

Más aún, Gendreau dice respecto a los blue chips que “sólo habría que preocuparse si las valoraciones fuesen desorbitadas, algo que no sucede”. El discurso casa perfectamente con el de Abby Joseph Cohen, estratega jefe de Goldman Sachs, que puesta a mojarse no ha dudado en aparecer en los medios para colocar su objetivo para el Dow Jones en 14.000 puntos, por encima incluso del último récord y siempre con el énfasis puesto “en una economía que despegará y que es la que refleja la bolsa”.

Menor crecimiento
El caso es que, a día de hoy, la economía estadounidense muestra una trayectoria claramente descendente. Frente al 7,5% de crecimiento anualizado que alcanzó hace tres años y medio, la tasa ha caído hasta un 1,3% en el primer trimestre de 2007. Y algunos miembros de la propia Reserva Federal han afirmado que no descartan la recesión.

En EEUU siempre se ofrece el dato en tasa anualizada, extrapolando la cifra al resto del año, de tal manera que actúa como indicador adelantado frente a su publicación en tasa acumulada de doce meses de los países de la eurozona. Por eso es más preocupante si cabe la cifra, en caso de que no se detenga.

Preguntado sobre la resistencia de la bolsa a la economía, Schroders muestra su confianza en que los altos niveles de liquidez del mercado “seguirán aportando soporte”. Keith Wade, economista jefe de la firma, asegura así que “sólo la abundancia de liquidez explica que los inversores se hayan sobrepuesto con éxito a la incertidumbre originada por la crisis de las hipotecas subprime (de alto riesgo) en Estados Unidos”.

Eso no quita, a su parecer, para que haya un riesgo real de que en Wall Street “se esté extendiendo la teoría del tonto mayor”, que es la que desemboca en explosiones abruptas. En definitiva, plantea que cualquier tonto puede comprar un activo con tal de que exista un tonto mayor que pague un precio más alto al ofrecido por el primero, aunque los fundamentos no lo justifiquen.

Esto sería evidente en el caso de las solicitudes de préstamos de alto riesgo, que “se titulizan y venden a los inversores y que acaban fuera de control”. Para Wade, no está descartado que ahí se encuentre el foco de una próxima crisis, en la que habría que estar atentos al nivel de confianza y de liquidez.

Sin temor a los tipos
El departamento de análisis de Espírito Santo (ES) que coordina Álvaro Galiñanes observa un gran aliciente en los beneficios, que crecen más de lo esperado. Algo que podría más que el renqueo a la baja de la economía.

A la vez, destaca que lo peor que puede pasar con los tipos de interés en EEUU es que se mantengan en el 5,25% por más tiempo, sin que se plantee la posibilidad de un incremento con los datos macro actuales. Por tanto, sin añadir presión a las cotizadas, que a mayores tasas es cuando tienen difícil la devolución de sus préstamos. Un repentino despertar económico sería el último ingrediente para aparcar “la incógnita de si estamos ante los últimos estertores del mercado”.

Boeing y Citigroup gustan
A diferencia del año 2000 y 2001, cuando la caída de la economía coincidió con fuertes bajadas, los analistas destacan que ahora las grandes compañías se apoyan en fuertes beneficios. Ganancias reales y proyecciones igualmente favorables.

Basta acudir al ránking de Sivy-Money Magazine, manejado por los gurús más reputados de Nueva York, para encontrar empresas atractivas. Se trata de una selección de valores que aúnan estabilidad y potencial (ver ilustración de la izquierda).

En ella destacan las bondades de compañías de todo signo, como Boeing en el segmento industrial, con un potencial del 25,6% y con mucho por andar tras una honda y exitosa reestructuración.

Otra propuesta clara es Citigroup, cuyas acciones multiplican el beneficio previsto para el año próximo en 10,8 veces —cuando una ratio en menos de 12 es considerada extremadamente barata— y a la que se otorga un recorrido extra del 11,8%.
Un saludo.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies