Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | El Banco de España y las cajas refuerzan los controles ante el acecho de la crisis
1312
post-template-default,single,single-post,postid-1312,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

El Banco de España y las cajas refuerzan los controles ante el acecho de la crisis

21 Sep 2007 El Banco de España y las cajas refuerzan los controles ante el acecho de la crisis

Durante este mes se han intensificado los contactos al más alto nivel entre el organismo supervisor y la Confederación de Cajas de Ahorros – La economía permanecerá en alerta máxima durante la recta final del año


María Cuesta
Madrid- Bien dice el refrán que «más vale prevenir que lamentar» y, en un escenario como el actual, parece lógico que las cajas de ahorros españolas aúnen sus fuerzas para salir airosas de la crisis. Según ha podido saber este periódico de fuentes del mercado, la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y el Banco de España han intensificado en las últimas semanas, y especialmente a partir de este mes de septiembre, sus reuniones bilaterales para analizar el alcance del «crack» crediticio en el mercado español y arbitrar, en su caso, las medidas de emergencia necesarias para evitar que la desconfianza se instale en nuestro sistema financiero.
   La mayor exposición de las cajas de ahorros al crédito hipotecario hace que la autoridad monetaria observe con especial cautela todos los movimientos del grupo de entidades confederadas que representan más de la mitad del mercado financiero. Por ello, Juan Ramón Quintás, presidente de la CECA, y Miguel Ángel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, han mantenido durante este mes reuniones de trabajo en las que, según las mismas fuentes, Quintás ha enviado un mensaje de tranquilidad y cautela a Fernández Ordóñez.
   Las cajas intentan transmitir al supervisor la profunda remodelación que han llevado a cabo en su negocio, que ha disminuido notablemente el crédito concedido a los hogares, en concreto, aquellos destinados a la adquisición de una vivienda (ver gráfico). Además, el presidente de la Confederación habría destacado las diferencias que existen entre el mercado financiero estadounidense, que ha vivido dos años de auténtica euforia, y el español, caracterizado por su solvencia y seguridad, aunque siempre desde una actitud de cautela y prevención puesto que, una mala gestión de esta crisis podría involucrar hasta a la entidad más ajena a las «subprime».
   En este sentido, fuentes de la CECA aseguran que las cajas de ahorros españolas «parten de un buen punto para enfrentarse a la crisis». La morosidad se mantiene en niveles bajos con respecto a la media europea (la mora en las cajas nacionales se mueve entre el 0,68% y el 0,78% mientras en Europa es del 3%) y la cobertura de los activos dudosos es elevada (del 250% mientras en el Viejo Continente es del 60%).
   Una de las secuelas que parece inevitable es el enfriamiento del crédito y la subida de las primas de los depósitos. Las cajas consideran que ésta sería la respuesta lógica a la infravaloración del crédito de estos dos últimos años. La falta de aversión al riesgo que se ha producido en el sistema financiero no volverá
   a ocurrir, al menos en un periodo de 5 o 6 años, y el riesgo que se compute pasará factura a partir de ahora. No obstante, para conocer por completo las consecuencias de la crisis de confianza y liquidez habrá que esperar al menos tres meses. También será necesario un año para absorber toda la problemática generada y durante otros tres se sufrirán sus consecuencias en una fase de crecimientos más moderados.
   El sector prevé esta evolución de los acontecimientos, entre otras causas, porque cuantifica en cerca de 250.000 millones de dólares la cantidad de dinero que el sistema financiero mundial deberá absorber para compensar la situación actual de los mercados.
   Otra de las consecuencias directas que la crisis podría tener en el sector de las cajas de ahorros puede ser el abandono de la emisión de cuotas participativas algo que, aunque ninguna entidad ha llevado a cabo, se barajaba la posibilidad de que ocurriera en el corto plazo. Según la CECA, realizar la emisión en estos momentos podría suponer más inseguridad aún por la exposición directa a riesgo como entidad financiera. En la recta final de este año, el papel de los bancos centrales será decisivo y, en sus manos está la evolución que tomen a partir de ahora los mercados. El primer objetivo de estos organismos deber ser, según las cajas, impedir que se produzca un «crack» financiero de mayores dimensiones que podría llevar, si no se gestiona bien, a la recesión económica de la primera potencia mundial.
   En cuanto a la evolución del sector de la cajas de ahorro, los resultados del primer semestre revelan un crecimiento del 36%, hasta los 5.317 millones de euros.
   Operaciones financieras
   La aportación de los resultados por operaciones financieras creció un 106% y fue un elemento determinante que explica el aumento del beneficio en cotas tan elevadas, así como el fuerte ritmo de actividad del sector. El balance total de las cajas a 30 de junio de 2007 alcanzó el 1,11 billones de euros, con un crecimiento del 21% respecto al primer semestre de 2006, lo que se refleja en el dinamismo de las cajas de ahorros. El margen de intermediación se situó en los 9.271 millones de euros, lo que supone un incremento del 20%, que se ha conseguido pese a que los costes financieros han crecido más que los productos, un 81% frente a un 51%, en ambos casos afectados por la evolución de los tipos de interés.
  



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies