Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | Como es el negocio “subprime”
1047
post-template-default,single,single-post,postid-1047,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Como es el negocio “subprime”

25 Ago 2007 Como es el negocio “subprime”

casa dineroDurante los últimos días, numerosas informaciones, reportajes y opiniones han bombardeado a los ciudadanos con la crisis del negocio subprime o de hipotecas de alto riesgo. Índices, porcentajes, fondos, participaciones. Múltiples conceptos y no menos dudas que se han ido amontonando poco a poco en el armario del desinterés y del desconocimiento generalizado de los clientes de las entidades bancarias. Pero, ¿qué es realmente el negocio subprime ? ¿Cómo nos afecta? ¿Por qué pide ahora un hueco en nuestro lenguaje habitual?

 

 

A continuación cinco claves sobre el negocio de las hipotecas subprime

1. ORIGEN EN ESTADOS UNIDOS

¿Hipotecas ‘subprime’?

Con presencia dentro del sector financiero americano, el negocio subprime está constituido por préstamos hipotecarios que se conceden a personas que, por su perfil de trabajo y calidad crediticia, no obtendrían un crédito en un banco tradicional. “Las hipotecas subprime o de alto riesgo tiene unos tipos de interés mucho más elevados, y suelen acceder a ellas, por ejemplo, personas con contratos temporales de trabajo que no presentan las mismas garantías de pago de la hipoteca que alguien que tiene un contrato fijo. También suelen ser para personas que necesitan el 100% del valor de la vivienda en crédito y no el 80%, que suele ser lo habitual”, explica Carmen Aldaz, directora del área de análisis y gestión de Gesnavarra, gestora de los fondos de Caja Navarra.

2. primer paso de la ‘cadena’

Titulizaciones de crédito

Esta parte reducida del mercado crediticio americano se ha trasladado paso a paso a los inversores a través de las titulizaciones de crédito. “Las entidades, para seguir creciendo y poder ofrecer financiación a los clientes, empaquetan todo este tipo de préstamos hipotecarios y crean activos que se llaman bonos, debajo de los cuales se encuentran toda esta serie de hipotecas. Estos bonos se lanzan al mercado para que puedan ser comprados por los inversores, facilitando así que las entidades puedan crecer económicamente en volumen y oferta crediticia”, señala Aldaz.

Una vez dibujado este paso sólo queda dejar funcionar al mercado, ya que la mayor parte de estos bonos, debajo de los cuales están todas estas hipotecas, son comprados por fondos de inversión, que pueden ser americanos o europeos. A su vez, estos fondos de inversión están en carteras de otros fondos, como es el caso de los gestionados por CAN y Caja Rural. Esta situación produce que el ámbito que se ceñía exclusivamente al mercado americano se traslade a todo el sistema.

3. ¿dónde nace la crisis?

Suben los tipos y cae la vivienda

Primero, por la subida tan agresiva que han tenido en América los tipos de interés. “En los dos últimos años y medio los tipos de interés han subido del 1% al 5,25% y, por lo tanto, se ha incrementado la mora (riesgo de impago) de los prestatarios de este tipo de hipotecas subprime”, argumenta Aldaz, que reconoce que “esto ha afectado directamente a la percepción del riesgo que tienen los inversores de estar presentes en este ámbito”. En segundo lugar, también hay que tener en cuenta que la construcción de viviendas en Estados Unidos ha dejado de crecer en el último año, con lo que ya empieza a dibujarse una bajada de los precios, lo que provoca que la garantía de las hipotecas de alto riesgo tenga un valor menor que el que tenía hace unos meses.

Ante estas dos condiciones, los inversores del mercado están apreciando un incremento del riesgo de este tipo de bonos y entonces resulta más difícil venderlos. “Este nerviosismo está trasladándose a todos los activos que están relacionados con hipotecas, aunque no sean del negocio subprime americano. De esta manera, los fondos que tienen inversiones en este tipo de activos han visto que les resulta difícil encontrar precios razonables a los que deshacer esa parte de su cartera”, subraya la directora del área de análisis y gestión de Gesnavarra.

4. medidas y peticiones

Sin suscripciones y reembolsos

Ante esta situación, y con el objetivo de evitar que los activos tengan que salir a la venta con precios de compra más bajos por el entorno de nerviosismo creado, los fondos de inversión optan por suspender temporalmente su actividad y dejan de atender suscripciones y reembolsos. En total, son cinco fondos los suspendidos hasta la fecha: BNP Paribas Parvest Dynamic ABS, ABS Invest Unico, ABS Fund de WestLB Mellon, Oddo Court Terme Dynamique y Oddo Cash Plus, aunque los tres primeros reanudarán su actividad la próxima semana. “A la hora de vender los activos, y teniendo en cuenta la actual crisis de liquidez, podemos encontrarnos con que un activo que vale 100 sólo encuentra ofertas de 80”, pone como ejemplo Carmen Aldaz.

5. la reglamentación actual

Efectos para los clientes

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha pedido durante esta semana a las entidades españolas que expliquen su exposición global a este tipo de activos, ya que es bastante factible que, a través de un fondo de inversión u otro, estos activos tengan presencia en alguna inversión participada por una entidad española.

“Cuando un fondo pacta con su supervisor dejar de atender suscripciones y reembolsos, los inversores que están presentes dentro de este fondo no pueden salir y los que quieren entrar no pueden hacerlo. Simplemente dejan la inversión congelada y esperan un tiempo para que el mercado vuelva a su ser. En otras palabras, nuestros clientes pueden entrar y salir de nuestro fondo -Can Dinámico Plus-, pero Caja Navarra no puede abandonar su presencia en el fondo suspendido -Oddo Court Terme Dynamique-“, analiza Aldaz.

Según sostiene la gestora de Gesnavarra, a la hora de valorar la repercusión que esta situación tiene para los clientes del fondo Can Dinámico Plus, “el tema parece más aparatoso de lo que es en realidad”. “El efecto real para los partícipes -según Aldaz- es nulo, porque se mantiene su liquidez y los clientes pueden comprar y vender con total tranquilidad. En este caso es Caja Navarra la que no pude vender el 3,6% de su fondo que está invertido en Oddo Court Terme Dynamique”.

Ante la opción de que el negocio subprime pueda adquirir más presencia en España, Aldaz es tajante: “Aquí la calidad de las carteras hipotecarias es sensiblemente mejor, ya que no hay un mercado subprime como en el mercado americano. Aquí hay que hacer muchas provisiones para conceder una hipoteca y las entidades las hacen estudiando bien las condiciones de cada cliente”.

 

Via Noticias de Navarra



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies