Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | Bernanke: Fed debe estar ‘excepcionalmente alerta y flexible’
2245
post-template-default,single,single-post,postid-2245,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Bernanke: Fed debe estar ‘excepcionalmente alerta y flexible’

30 Nov 2007 Bernanke: Fed debe estar ‘excepcionalmente alerta y flexible’

Agencias.
El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, parece que dejó el jueves la puerta abierta a otra rebaja de tipos de interés el mes que viene, al señalar que la Fed debe estar “excepcionalmente alerta y flexible” mientras evalúa una economía que se ha visto “afectada de manera importante” por las recientes turbulencias financieras.

 

Bernanke también indicó que los datos económicos que aparezcan de aquí a la próxima reunión de la Fed del 11 de diciembre jugarán un papel importante en su resultado, haciendo especial referencia al informe de empleo de noviembre previsto para la semana que viene y a las cifras de gasto y confianza de los consumidores.

La perspectiva para la economía “se ha visto afectada de manera importante el mes pasado por la renovada turbulencia de los mercados financieros, que ha contrarrestado la mejora vista en septiembre y octubre”, afirmó Bernanke ante la Cámara de Comercio de Charlotte, donde le fue entregado un galardón.

Asimismo, apuntó que la incertidumbre económica “incluso es mayor de lo habitual” y señaló que los funcionarios “tendrán que estar excepcionalmente alertas y flexibles” mientras la Fed continúa “valorando cuál es la mejor forma de promover el crecimiento sostenible y la estabilidad de los precios”.

Los comentarios similares del vicepresidente de la Fed, Donald Kohn, sobre la reciente crisis crediticia y su posible efecto en la economía -que no fueron tan enérgicos como los de Bernanke- desencadenaron un importante repunte en Wall Street el miércoles, dado que los inversores los interpretaron como una insinuación de Kohn de que hay claras posibilidades de un recorte de tipos el 11 de diciembre. Los comentarios de Bernanke apenas variaron esta interpretación.

“No hace falta decir que la Reserva Federal está siguiendo la evolución de las condiciones financieras muy de cerca, con particular atención a la cuestión de cómo podrían afectar las tensiones de los mercados financieros al resto de la economía”, señaló Bernanke. En este sentido, añadió que la Fed tendrá “siempre en cuenta” las implicaciones de los datos que vayan surgiendo y de la evolución del mercado financiero a la hora de tomar la decisión el mes que viene.

La Fed ha disminuido la tasa objetivo de los fondos federales en 75 puntos básicos desde septiembre para contener la crisis de los sectores inmobiliario y crediticio. Sin embargo, cuando rebajó los tipos por última vez en octubre, también destacó que los riesgos para el crecimiento y la inflación estaban equilibrados, lo que suele ser una señal de que los funcionarios no están inclinados hacia una nueva rebaja de los tipos.

Por otro lado, Bernanke comentó que los datos han sido “dispares” desde la reunión del autoridad monetaria estadounidense del 30 y el 31 de octubre.

Calificó el crecimiento económico del tercer trimestre de “bastante fuerte” -el Departamento de Comercio revisó el jueves al alza su estimación de crecimiento del tercer trimestre en un punto porcentual, hasta el 4,9%- pero advirtió que podría desacelerarse “de forma significativa” en el cuarto trimestre.

El mercado laboral fue “sólido” en octubre, indicó, pero las solicitudes de subsidios por desempleo semanales “aumentaron un poco en las últimas semanas”, matizó.

La vivienda, por su parte, “ha seguido siendo débil”, agregó, un hecho que junto con el endurecimiento de las condiciones crediticias y el repunte de los precios del gas, “parece que podría perjudicar a al consumo en los meses venideros”.

La inflación subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía, “se ha mantenido moderada”, señaló Bernanke, aunque advirtió que un aumento de los precios de la energía, los alimentos y los bienes importados, así como “el descenso del valor de cambio del dólar” tienen el potencial de alimentar las presiones inflacionistas.

“Por consiguiente, estamos vigilando de cerca la evolución de la inflación”, afirmó.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies