Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | Pudiera ser…
6036
post-template-default,single,single-post,postid-6036,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Pudiera ser…

23 Oct 2008 Pudiera ser…

Pudiera ser que la bóveda celeste cayera sobre nuestras pobres cabezas, y eso, sin remisión, sería el fin de del mundo adelantado tantas veces por los profetas.

Pudiera ser… pero, ¡qué tonterías estoy diciendo! Sé muy bien que tal cosa no puede suceder,… tal vez sí un enorme meteorito, o guerra nuclear, o una epidemia más devastadora que fue en su día la peste negra y pin, pan, pum, que todo acabe así, sin remisión.

Pudiera ser señores, pero francamente no lo creo.

El mundo con todas sus grandezas y miserias tiene una enorme resistencia para soportar incluso, la desestabilización producida por los hombres, y sobrevivirá sin la menor duda a los estragos producido por las letales recetas y preponderancia de elementos tan nocivos como los ultra-liberales.

Si se les deja actuar a su capricho, dejarán un paisaje tan desolado, como después de las grandes guerras, plagado de víctimas inocentes.

Las denominaran, daños colaterales o víctimas necesarias.

Para ellos son simplemente números en estadísticas ofíciales.

Pero es posible también, si las cosas se hacen bien y deprisa (incluso después de haber perdido tiempo tan precioso) minimizar los estragos actuando coordinadamente, con acciones acertadas y valientes.

No es ahora tiempo de preocuparse del aumento de los déficits presupuestarios. Habrá que aparcar temporalmente el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y relanzar agresivas políticas de gasto público.

Aunque defensores del rigor presupuestario, siempre hemos denunciado lo absurdo que resulta fijar un límite máximo (3%) sin tener en cuenta factores tales como el ciclo económico. Los hechos nos dieron la razón, cuando paradójicamente, fueron los países fuertes y que más empujaron la rigidez de la norma (Francia y Alemania) los que después la violaron, cuando el ciclo económico se lo impuso.

Los cambios deben hacerse urgentemente y pactados entre todos.

Con gran probabilidad, el acuerdo ocasionará una caída del euro, como consecuencia de la pérdida de credibilidad de la moneda europea al aumentar los déficits fiscales de los países miembros. Pero si así sucede, será muy beneficioso para el sector industrial europeo, excesivamente castigado por la ceguera del BCE manteniendo tipos, que no correspondían en absoluto con una entrada violenta en recesión de la zona.

Por otro lado, también Estados Unidos, Japón y resto de países, tendrán que aplicar (ya se están realizando o existen en marcha planes para hacerlo) políticas de estimulo, a través de grandes inversiones públicas.

Del mismo modo que alertamos sobre la gravísima crisis del sector financiero y de la necesidad de actuar coordinadamente con la máxima urgencia, bastantes meses antes del rescate del Bear Stearns por la FED (cuando todavía muchos se negaban a creer en la eminente entrada en recesión), alertamos ahora de la necesidad de acciones coordinadas, incluyendo al máximo número de países posibles, con el fin de tratar de paliar los destrozos en la economía real;  para lo que un prerrequisito absolutamente necesario, es el correcto funcionamiento y solvencia del sector financiero, ya parcialmente abordado.

¡Ojalá se actué con rapidez y acierto en las medidas!

Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos, que se está escribiendo un capítulo importante de la historia.

Todos nos jugamos mucho en que los doctores acierten en el diagnostico y receta adecuada, para la pronta recuperación del enfermo y alivio de sus sufrimientos.

Macrons colaborador y analista macro de Bolsa General.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies