Mi experiencia en bolsa y unas reflexiones por Albert Albareda - Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados
39564
post-template-default,single,single-post,postid-39564,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Mi experiencia en bolsa y unas reflexiones por Albert Albareda

21 Jun 2019 Mi experiencia en bolsa y unas reflexiones por Albert Albareda

Publicado en mi Twitter el 18/06/2019  @albareda_albert

 

El interés por la bolsa junto a la aspiración para trabajar para ti mismo te lleva a pensar que invertir en los mercados es una opción sabia. Te compras un par de libros y excitado ante la perspectiva de ganar un montón de dinero te buscas un broker. A los pocos días de leer los libros y aprenderte unos cuantos indicadores técnicos haces tu primera operación.. luego pierdes todo tu dinero.

Al no estar muy seguro de por qué perdiste tanto dinero rápidamente te compras más libros de bolsa. Pierdes de nuevo.

Este proceso se repite durante un año. Voy a comprar más libros, piensas. Voy a meter un par de salarios más en mi cuenta.. y antes de que te des cuenta tu dinero se ha ido otra vez.

Algunos libros cuentan cosas buenas como invertir con stop loss pero me comencé a dar cuenta de una cosa: también decían que había que cortar las pérdidas y dejar correr las buenas. Probablemente no fue hasta el tercer año que me dí cuenta de que estaba fallando en esto.

En algunas ocasiones realizaba grandes apuestas intentando recuperar el dinero perdido. Si me salían bien cerraba enseguida con pequeños beneficios. Me dí cuenta de que las grandes apuestas parecían no funcionar. Estaba a punto de renunciar… pero se produjo algo.

Empecé un diario de operaciones y a analizar todos los resultados. Me acordé del libro de Alexander Elder, había dedicado capítulos enteros a recordar la importancia de llevar un control estricto de las operaciones. En realidad nunca me había tomado tiempo todo esto.

Llevar un diario es aburrido, pensé. Pasaron las semanas y los meses y descubrí que si llego a ser disciplinado y sistemático hubiese ganado dinero. ¡¡ Oh!! pensé. Ese momento fue deprimente. De hecho si llego a hibernar durante meses y haber mantenido esas posiciones hubiese ganado bastante dinero. Al mirar todas esas operaciones anotadas me dí cuenta. Maldita sea.. si me llego a alejar del maldito gráfico de 1 hora. Fue en ese momento cuando me dí cuenta de que nunca iba a ganar dinero si no seguía un plan de trabajo y conseguía alejar mis inseguridades y miedos.

A partir de ese momento me obsesioné por encontrar métodos que me permitieran limitar mucho las pérdidas y dejaran correr las buenas. Sin asustarme, sin presionar la venta por miedo o codicia. Tenía que dejar correr las que iban y seguir mis sistemas a rajatabla. El secreto era dejar correr las buenas y cortar las malas, ese era mi objetivo. No se trataba de querer tener la razón. solo se trataba de seguir el plan previsto. Sin ego, sin miedo, sin codicia, sin avaricia.. sin tantas cosas que cuestan tanto. Reglas, reglas ¿cómo no me dí cuenta antes?.. pero continuaba siendo indisciplinado… me rodeaba “el ruido”… esos foros, esos medios de comunicación que me impedían aislarme.. yo solo con mis sistemas.

Entonces dejé de seguir los consejos, apagué las noticias financieras. Me dí cuenta de que cuando se está siguiendo un sistema de inversión no puedes escuchar el consejo de los demás. Entonces entendí por qué perdía y por qué lo hace la mayoría. Que bendición. Que descanso… y dejé de escuchar.

Otra lección importante que aprendí fué que los movimientos de los mercados no se pueden predecir. Me acordé de Mark Douglas “cualquier cosa puede suceder”, investigué de la mano de James Montier las predicciones de los mejores analistas y gurús americanos.. la realidad fué devastadora. Ya lo tenía.. no tenía que predecir nada.

Una de las lecciones más importantes que aprendí fué que los movimientos de los precios no se pueden predecir. No tenemos ninguna posibilidad de predecir nada.. por fin se trataba de esto, pensé.

La belleza de abandonar la ilusión de que se puede predecir el mercado me hizo de repente darme cuenta de la realidad y me hizo mejor, ya lo creo que me hizo mejor…. Sabíamos “casi nada” de dónde el precio va a ir después. Cuando digo “casi nada” quiero decir que lo único que puedes hacer es probar una variedad de sistemas de datos sobre el pasado y llegar a una probabilidad estadística de que el precio futuro de un activo se podría mover de manera similar a como lo hizo en un pasado en condiciones de mercado similares.

Mientras la mayoría por el contrario seguía apostando en corazonadas, consejos, o porqué en las redes sociales dijeron que el mercado iba a subir. Y me dí cuenta.. no tenían una base estadística para entrar y salir del mercado… Algunos de ellos incluso pensaban que tenían sistemas, cuando en realidad solamente tenían pronósticos o sistemas subjetivos y no cuantificables. Amigo que estas leyendo, si no tienes unas reglas o normas para probar en un pasado tu estrategia con rigor científico… realmente ¿qué tienes? ¿cómo puedes saber con precisión que funcionó?

El problema de no tener un sistema o tener normas subjetivas es que cuando estés en mala racha nunca podrás estar seguro de si el problema son las normas o una mala ejecución de las reglas. Si no tienes unas reglas estudiadas serás y te moverás al son de tus impulsos o estados de ánimos. Recuerda: Estás compitiendo con las personas que han dedicado una buena parte de su vida a los mercados…. Tenía que decirlo. Que paséis una buena tarde.

Albert Albareda.

Director del Laboratorio de sistemas algorítmicos de www.bolsageneral.es

 



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies