Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | “Al Yondelis le esperan muchos éxitos”
1297
post-template-default,single,single-post,postid-1297,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

“Al Yondelis le esperan muchos éxitos”

20 Sep 2007 “Al Yondelis le esperan muchos éxitos”

Guardián de una botica de espuma y sal, el presidente de Zeltia y Pharma Mar asegura que el nuevo compuesto será sólo el principio de los antitumorales de origen marino.

Julian Rodríguez. Revista Capital/MADRID.- Las sedes de Zeltia y su filial Pharma Mar están a muchos kilómetros del mar, en pleno corazón de Madrid. Pero, desde allí, la mente y los ojos de su equipo directivo siempre otean el mismo destino: un océano convertido en despensa para el desarrollo de fármacos que han tenido en el anticancerígeno Yondelis su primer éxito. Al frente de todo, José María Fernández Sousa-Faro, prudente y paciente, que no duda en extrañar la cultura de otros países a la hora de apostar por la biotecnología a largo plazo. La suya es una carrera de fondo en todos los sentidos.

Capital: En 2003, cuando estuvo a punto de aprobarse el Yondelis por primera vez, usted dijo que esperaban del fármaco más crédito que rédito económico. Ahora, ¿habrá estimaciones de lo que aportará a la cuenta de resultados de Pharma Mar?

Fernández Sousa-Faro: Esperábamos mucho crédito por ser la primera empresa española a la que se aprueba un fármaco de estas características. También por ser el primer antitumoral de origen marino que se aprueba a nivel mundial, donde somos líderes. Pero Yondelis es un fármaco que, cuando se vaya registrando, tendrá unas ventas muy grandes. Con el cáncer, a diferencia de otras enfermedades, se va registrando para los tumores donde puede ser eficaz, y es mucho el recorrido. Puede que incluso para la indicación sarcoma las ventas sean más altas de lo que estiman los analistas.

Capital: ¿Es demasiado pronto para hablar de estimaciones de ventas y ganancia?

Fernández Sousa-Faro: Es demasiado pronto, porque estamos pendientes de que nos fijen precio y también está en cuestión el número de pacientes con sarcoma a tratar. Otro factor es la presencia por países. Por ahora, nos han aprobado el Yondelis para toda la UE y los países que se adhieren a la Agencia Europea del Medicamento.

Capital: ¿Cambiará mucho la estructura del grupo con la aprobación y el éxito del Yondelis? ¿Llegará un momento en que Pharma Mar sea más grande que Zeltia?

Fernández Sousa-Faro: Pharma Mar, ahora mismo, de acuerdo con el consenso de analistas, es responsable de entre el 80 y el 85% del valor al que cotiza Zeltia. O sea, que ya tiene un peso muy grande.

Capital: Tras la aprobación del fármaco, hubo una subida en Bolsa del 14% en un día y luego volvió a registros habituales. ¿Cree que está bien valorada Zeltia en Bolsa?

Fernández Sousa-Faro: No lo sé. No soy un gurú bursátil [ríe]. Lo que sí creo es que teníamos una falta de credibilidad. A partir de ahora, se nos abre la puerta para que grandes fondos internacionales se fijen en Zeltia. Habrá que esperar. Creo que en el futuro comenzaremos a ser atractivos. El hecho de que tengamos un fármaco aprobado significa que la acción, probablemente, se moverá.

Capital: ¿Cómo es el día a día de una empresa tan sometida a los dictados de la volatilidad? Porque hay que tener mucha confianza…

Fernández Sousa-Faro: Miramos de reojo a la Bolsa, pero en nuestro día a día apenas influye. Lo que tenemos que hacer es crear el máximo de valor posible para nuestros accionistas, que es lo que hacemos. Nos gustaría, lógicamente, que el inversor estuviera lo más contento posible. Y normalmente lo está en función de cómo cotiza su acción.

Capital: Tiene más fármacos en desarrollo y una librería de muestras impresionante. ¿Cuál será el siguiente paso en paralelo al Yondelis?

Fernández Sousa-Faro: Al Yondelis todavía le quedan éxitos por venir. Pero, además, tenemos otros cuatro fármacos de origen marino en Pharma Mar y en Neuropharma, otra filial. Contamos con estudios contra el alzhéimer en fase clínica. Esperamos noticias de estos otros compuestos. El tiempo lo irá diciendo. El más avanzado de todos es la Aplidina, del cual hemos visto actividad significativa para el mieloma múltiple, un tumor de una gran incidencia.

Capital: ¿Hay planes para la salida a Bolsa de Neuropharma?

Fernández Sousa-Faro: Como hemos dado entrada a otros accionistas en el capital de Neuropharma, tenemos con ellos un compromiso de aportar liquidez a la acción. Y, en ese sentido, nuestro objetivo pasa por sacar la compañía a Bolsa y pensamos que el mejor momento puede ser a finales del año que viene o principios de 2009. Tenemos que estudiar si lo haremos en Madrid o en el Nasdaq de Nueva York.

Capital: Hablemos ahora de un poco de historia. Cuando su familia sale del capital de Antibióticos, ¿se imaginaba que algún día el grupo llegaría a ser lo que es hoy?

Fernández Sousa-Faro: El 17 de enero del 85. Y creo que no, que no nos lo podíamos imaginar, porque todavía no había fundado Pharma Mar y ni siquiera me habían nombrado presidente de Zeltia. Todavía vivía mi padre en aquel momento. Era muy difícil pre-ver lo que iba a pasar.

Capital: El recurso periodístico habla de una farmacia en el mar para definir Pharma Mar, pero ¿qué se siente como presidente del grupo ante catástrofes como la del Prestige y vertidos más recientes como el de Ibiza?

Fernández Sousa-Faro: La verdad es que la contaminación puede hacer desaparecer especies que podrían ser la solución a algunos problemas de salud. Por ejemplo, se hizo un daño enorme en las aguas del Golfo Pérsico cuando Sadam Husein decidió quemar los pozos y realizar aquellos vertidos. Que no le quepa duda de que en el mar encontraremos soluciones para muchas otras enfermedades. Al estar recogiendo muestras por todo el mundo, también nos hemos encontrado con lugares en los que todavía se pesca con dinamita, con fondos completamente destrozados. Y sabemos que, cerca de allí, antes había una vida extraordinaria. Ahora, como quien dice, están pelaos. Eso es muy triste. Tremendo.

Capital: Otra paradoja. Loyola de Palacio fue consejera de Zeltia hasta su fallecimiento, por un cáncer, y no llegó a ver el Yondelis. ¿Qué supuso para la empresa?

Fernández Sousa-Faro: Pues llegamos a quererla mucho. Nos ayudó mucho el tiempo que estuvo con no-sotros. Ella me llamó cuando le habían diagnosticado el cáncer; estaba muy preocupada con la enfermedad porque había muchos casos de cáncer en su familia, y precisamente le tocó a ella [silencio]. Un tumor de origen desconocido que, además, la primera cara que dio fue la metástasis. Fue tremendo. Para nosotros, una gran pérdida.

Capital: Otra consejera de Zeltia es Rosalía Mera. Más cuota femenina. Ella llegó a decir a Capital que el dinero invertido en Zeltia, hubiera Yondelis o no, bien invertido estaba. ¿Qué representa una accionista así?

Fernández Sousa-Faro: La cuota femenina, por decirlo así, llega también al staff. Tenemos altos cargos en nuestras empresas ocupados por mujeres. Directoras generales en Neuropharma y Genómica, por ejemplo. Y el motivo no es otro que esas personas han sido perfectamente válidas. Simplemente. Además, el hecho de que hayan estado y estén con nosotros personas como Loyola de Palacio y Rosalía Mera es un motivo de orgullo. En el caso de Rosalía, es una persona que nos apoya mucho, de ese tipo de gente que escasea en nuestro país y que cree que algunos proyectos tienen una maduración a largo plazo. Nuestro país es muy cortoplacista, pero la propiedad intelectual y estar entre los países de primera línea exige que las inversiones sean a largo plazo. Si nos fijamos en Alemania, Estados Unidos, Japón, Suiza, Gran Bretaña, Francia… Son países que cuando invierten en algo no son cortoplacistas. En ese sentido, creo que Rosalía Mera es una persona con visión, a medio y largo plazo.

Capital: Habla de una inversora que es gallega, como la ex mujer de Amancio Ortega. ¿Por qué no están las cajas gallegas en el accionariado de Zeltia cuando hay otras?

Fernández Sousa-Faro: Lo he intentado por activa y por pasiva y nunca han querido entrar en Zeltia. En cambio, cajas de otras regiones, como por ejemplo la Kutxa, cuya obra social ha apostado por el cáncer, tienen actualmente una participación del 3%. Ha habido también otras cajas, como la CAM, pero las gallegas no están. Recuerdo haber ido en el año 95 a ver a las cuatro cajas antes de las fusiones [se refiere a lo que es hoy Caixanova y Caixa Galicia], cuando el valor de Zeltia estaba muy lejos de los parámetros de hoy y las cuatro nos dijeron que no.

Capital: ¿Motivos?

Fernández Sousa-Faro: Pues nos dijeron que éramos una empresa de mucho riesgo y no vieron el proyecto.

Capital: Hablando de historia y de Galicia: Pescanova, Transfesa, Zeltia… Son muchas las grandes empresas vinculadas a la familia Fernández, pero parecen tener cami-nos cada vez más divergentes…

Fernández Sousa-Faro: Sí. Creo que es un proceso natural, porque digamos que los que somos segunda generación nos cambiamos acciones entre los distintos miembros de la familia y unos siguieron por un lado y otros por otro. Son, pues, caminos divergentes.

Capital: Lo que un día fue una sinergia de libro, casi natural por el propio negocio, la que llevó a la creación de Transfesa y Zeltia, entre otras, podríamos decir que es hoy todo lo contrario. ¿Mantienen actualmente algún tipo de cruce accionarial?

Fernández Sousa-Faro: Ninguno. Además, ahora mismo Transfesa está a punto de seguir otro camino, al cambiar de manos. Las únicas empresas que quedan con miembros de la familia son Pescanova y Zeltia.

Capital: ¿Qué falta en el sector, ayudas públicas o iniciativa privada?

Fernández Sousa-Faro: Ayudas públicas cada vez hay más pero, desde el punto de vista de Pharma Mar, digamos que la principal financiación que hemos tenido viene de la Bolsa y del inversor español. Es importante crear, digamos, la mentalidad de que estas empresas de biofarmacia tienen unos procesos de maduración largos, pero que si se hacen las cosas bien, se puede llegar a buen puerto. Necesitamos inversores que sean conscientes de que se trata de procesos que pueden llevar 14 o 15 años..

Capital: ¿Apoya decididamente el sector público español la biotecnología?

Fernández Sousa-Faro: Cuando nosotros empezamos, éramos un bicho muy raro y no teníamos prácticamente ningún apoyo. Ahora, sí. También nosotros hemos crecido y ganado en credibilidad. Lo cierto es que últimamente está habiendo apoyos al I+D.

Capital: ¿Europeos también?

Fernández Sousa-Faro: Paradójicamente, Bruselas, en el séptimo programa marco, teniendo una empresa que es líder mundial en la búsqueda de fármacos de origen marino, lanza un plan de ayudas para investigar este tipo de aplicaciones y excluye el cáncer como una de las enfermedades a tratar. No lo entiendo. Es inexplicable, incomprensible y muy criticable.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies